Esta es la Fonda Real . Encuentro de caminos que usaron reyes y plebeyos que nos gustaría visítara. Al pie del camino, subiendo el Puerto de Navacerrada, parece ofrecer al viajero su característica arquitectura de una época pasada y gloriosa. En su interior, fielmente decorado al estilo del siglo XVIII, el gastrónomo más exigente puede degustar los más variados y exquisitos platos, preparados al gusto y estilo de la vieja Castilla. Un ambiente único, concebido bajo el mismo marco en que antaño, los Reyes, Príncipes e Infantes de España, se detenían para cambiar el tiro de sus carrozas en sus viajes a la Granja y Segovia, así como parada obligatoria para el yantar de trajinantes y arrieros. Es pues, un vestigio del pasado.

«Cuando de comer se trate, cómase bien amigo Sancho»

Nuestras instalaciones son el complemento para que el trabajo que iniciaron Carlos, Angelines y Mª Josefa consigan siempre el ambiente y la tranquilidad que este Restaurante ofrece desde que ellos lo fundaron, esperando que como para otros pueda ser su casa.